No excusas, si consideras no ser bueno en alguna actividad, trabaja fuerte, trabaja de manera inteligente.
La tendencia de la mayoría de personas casi siempre suele ser, RENDIRSE o DARSE POR VENDIDOS, en el proceso incómodo de aprender a desarrollar alguna actividad o mejorarla.

La FRUSTRACIÓN suele ser más fuerte y tiene tendencia a ganar cuando el COMPROMISO NO ES REAL.

Soy amante de generar resultados de manera inmediata, sin embargo entiendo que en muchos de los casos, es preferible avanzar de forma lenta o paulatina pero, no es aceptable, bajo ningún concepto, PARAR.

Cuando el compromiso por crecer es real, las excusas son irrelevantes, llegamos a entender que somos nosotros los encargados de generar el tiempo necesario para realizar alguna actividad que nos lleve a dejar al lado la historia de “no soy bueno en esto o me falta aprender más.”

PRACTICAR diariamente, debe convertirse en nuestra responsabilidad y con disciplina debemos buscar la manera de crecer.

Son las pequeñas acciones que realicemos con disciplina las que con constancia desarrollar las habilidades que en la actualidad sentimos carecer.

¿Cuál es tu nivel de compromiso, en una escala de 1 a 10?

En el siguiente artículo hablaremos sobre el concepto claro de estar comprometido.

Christian Abad

Vive
Aprende
Inspira